Nueva titulada del Doctorado en Ciencias de la Agronomía

Con la máxima calificación, sobresaliente (7), fue calificada la defensa de tesis de Milagros Ginebra Aguilar, quien recientemente obtuvo su título de Doctora en Ciencias de la Agronomía en nuestra Facultad.

Su tesis de investigación se denominó: “Análisis agronómico y ambiental del uso de biocarbón como enmendante de suelo”, donde el objetivo general fue evaluar el impacto ambiental y agronómico de la aplicación de biocarbón proveniente de estiércol como enmendante de suelos de origen volcánico.

En esta investigación, Milagros Ginebra tuvo como profesora guía a la Dra. Cristina Muñoz y la comisión examinadora tuvo como integrantes a Dra. María Cristina Muñoz Vargas (Facultad Agronomía, UDEC),  Dr. Erick Zagal Venegas (Facultad Agronomía, UDEC), Dra. Yannay Casas Ledon (Centro de Ciencias Ambientales, EULA) Dr. Roberto Calvelo Pereira (Massey University, New Zeland) y como Ministro de Fe a la Dra. María Dolores López Belchí (Facultad Agronomía, UDEC).

Sobre el trabajo desarrollado su profesora guía, Dra. Cristina Muñoz, señaló que, “la pirólisis de desechos orgánicos surge como una posibilidad de re-utilización de los residuos generados por la agricultura y ganadería hacia el mismo sistema productivo, potenciando la economía circular y evitando la contaminación que generan los materiales en fresco. Sin embargo, diversos aspectos de su factibilidad agronómica y efectos en el ambiente no habían sido evaluados en suelos de origen volcánico. En esta investigación, se determinó que la aplicación de biocarbón como material enmendante en suelos de origen volcánico y no volcánico tuvo efectos relevantes sobre el incremento de C en el suelo, modificó propiedades químicas y biológicas de los suelos y disminuyó emisiones de GEI; contribuyendo a mitigar el  potencial de calentamiento global del sistema agropecuario estudiado e incrementando los rendimientos agrícolas. A modo general, se concluye que la pirólisis del estiércol produce enmendantes de suelo con alto potencial para su uso en cultivos forrajeros en Andisoles, evitando la descomposición natural del estiércol y favoreciendo el reciclaje de nutrientes, a la vez que se incrementa el almacenaje de C en el suelo. Por lo que se sugiere su producción y aplicación como una práctica agronómica y ambientalmente factible, que además brinda una alternativa al manejo de residuos generados desde sistemas ganaderos”.