Magíster en Ciencias Agronómicas tiene una nueva titulada

Recientemente Rosa Vergara Retamales estudiante del Magíster en Ciencias Agronómicas, de nuestra Facultad, realizó la defensa de  su tesis a través de Zoom, siendo aprobada con distinción, al obtener en grado de Magíster en Ciencias Agronómicas con mención en Ciencias del Suelo.

La tesis titulada: “Calidad microbiológica de suelos afectados por quema/incendio en la región centro-sur de Chile”, fue evaluada por la comisión que integraron los académicos: Dra. Carolin Córdova Sáez (profesora guía),  el Dr. Erick Zagal Venegas, el Dr. Marco Sandoval Estrada, la Dra. Angela Machuca Herrera y la Dra. Macarena Gerding González (Ministro de Fe).

De acuerdo a lo mencionado por la Dra. Córdova, su profesora guía, la tesis se relacionaba con el aumento de las condiciones que favorecen la ocurrencia de incendios, los convierte en una amenaza para sistemas agrícolas y forestales, como ocurrió en el mega incendio del 2017 en el centro sur de Chile. “El efecto del fuego en la calidad del suelo en los agroecosistemas de la región ha sido poco descrito. El objetivo de este estudio fue evaluar la calidad microbiológica de suelos en sitios afectados por  incendio/quemas en tres condiciones fisiográficas de la región de Ñuble: secano interior, depresión intermedia y precordillera andina. Para esto se evaluaron dos variables de suelo: respiración basal y repelencia al agua. Se tomaron muestras de suelo (0-5 y 5-10 cm) en cada uno de los sectores con la presencia del factor fuego y en ausencia del factor. Para medir la repelencia al agua se utilizaron los test de tiempo de penetración de la gota de agua y la molaridad de la gota de etanol, y para medir la respiración del suelo una incubación cerrada de suelo con trampa de álcali por 56 días a 20oC y 60% de saturación del espacio poroso de agua del suelo. Los tiempos de penetración de agua indicaron capacidad hidrofílica de los suelos (penetración < 5 s). Los valores de respiración estuvieron en el rango de 400-1000 μg C-CO2 g suelo-1 en superficie, y alrededor de 50% de estos valores en la segunda profundidad”.

Por último la Dra. Carolin Córdova, manifestó que no se encontraron diferencias significativas (P < 0,05) en la repelencia al agua entre suelos quemados y no quemados, ni en la mineralización del carbono. Por lo tanto, se concluye que las condiciones de los incendios/quema no fueron suficientemente severas e intensas para afectar la calidad de los suelos estudiados.