Logo Facultad Agronomía UdeC
Síguenos en:

Con Distinción Máxima fue calificado, Juan Luis Vidaurre Mora, quien recientemente se tituló como Ingeniero Agrónomo de nuestra Facultad.

Juan Luis, presentó su investigación denominada, “Determinación de zonas de idoneidad bioclimática de Plantago lanceolata l. entre las regiones de Maule, Ñuble y Biobío, para establecer potenciales áreas de pastoreo”.

El objetivo de su tesis fue determinar la idoneidad bioclimática de Plantago lanceolata y estimar zonas potenciales para el establecimiento de cultivares forrajeros de la especie en praderas permanentes de las regiones de Maule, Ñuble y Biobío.

Para el desarrollo de su investigación Agustín contó con la guía de la docente, Dra. Verónica Merino Poblete.

La comisión examinadora estuvo integrada por los académicos: Jorge Campos, Christian Guajardo, Verónica Merino (profesora guía) y Paula Vásquez.

La profesora guía, Dra. Verónica Merino manifestó que, “Juan Luis Vidaurre se enfocó en determinar la idoneidad bioclimática de Plantago lanceolata y estimar zonas potenciales para el establecimiento de cultivares forrajeros entre las regiones de Maule, Ñuble y Biobío. Para lograrlo, la significativa contribución del Dr. Nicolás Villalobos en el análisis de datos SIG (Sistemas de Información Geográfica) y la implementación de Modelamiento de Nicho Ecológico (ENM en inglés), le permitió al estudiante modelar la distribución de esta especie mediante el algoritmo MaxEnt, incorporando variables bioclimáticas de WorldClim y datos de ocurrencia del herbario CONC de la Universidad de Concepción. El análisis de estos datos le permitió determinar parcelas potenciales para el cultivo dentro de la zona de idoneidad bioclimática estimada en las regiones estudiadas. La información obtenida a partir de estos modelos genera evidencia que puede ser utilizada para priorizar áreas de cultivo, desarrollar nuevas estrategias para mitigar los efectos del cambio climático y una agricultura más sustentable”.

Con Distinción Máxima fue calificado Francisco Nicolás Martínez Bravo, quien recientemente se tituló como Ingeniero Agrónomo de nuestra Facultad.

Francisco, presentó su investigación denominada, “Efecto de distintas intensidades de carga frutal regulada con poda invernal sobre atributos de calidad en Vaccinium corymbosum L. ‘Duke’ en la Región de Ñuble”.

El objetivo de su tesis fue determinar diferentes niveles de carga reguladas con poda invernal que permita mejorar la calidad y condición de la fruta en postcosecha de Vaccinium corymbosum L. ‘Duke’.

Para el desarrollo de su investigación Francisco Martínez contó con la guía de la profesora, Analí Rosas, y el apoyo de Juan Hirzel (investigador externo), e Inés Figueroa (asesora).

La comisión examinadora estuvo integrada por los académicos: Juan Hirzel, María Dolores Belchí, Verónica Merino y Manuel Faúndez.

Sobre la investigación, los profesores, Analí Rosas y Juan Hirzel señalaron que, “los altos estándares de calidad del mercado actual en la industria del arándano exigen alta calidad, que consiste en buen calibre, aspectos fitosanitarios, firmeza entre otros. Los agricultores por su parte deben incluir año a año manejos que permitan mejorar estas condiciones sumando los problemas hídricos y climáticos. Considerando que en Chile se exportan alrededor de 80 mil toneladas de fruta fresca donde el 22% es cultivar Duke y un 21% del total país lo aporta la región de Ñuble, es que está investigación ayudaría a los agricultores a mejorar un manejo de precosecha como lo es la regulación de carga frutal, mediante el conteo de yemas para posterior poda”.

Cabe agregar que el presente estudio se llevó a cabo en dos huertos comerciales (Capilla Cox y Larqui) bajo distintas condiciones de suelo (Andisol e Inceptisol, respectivamente), y así poder determinar el efecto de diferentes intensidades de regulación de carga frutal, sobre la calidad y condición del fruto en postcosecha. “Los resultados indicaron que existió diferencia significativa entre los tratamientos, donde la reducción de la carga de yemas frutales aumentó el diámetro ecuatorial y peso del fruto en ambos suelos, mientras que la firmeza disminuyó significativamente sólo en medición de 25 días post cosechados en Capilla Cox, mientras que el rendimiento total aumentó sólo en Larqui, concluyendo que el tratamiento con un 60 % de la regulación de carga frutal presentó mejores atributos de calidad y condición de fruta en postcosecha para el cultivar ‘Duke’”.

La académica del Departamento de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la UdeC, Dra. María Dolores López Belchí, fue distinguida por la Seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de la macrozona Centro Sur, como investigadora destacada de la Región de Ñuble 2023. En esta instancia también se reconoció a otras investigadoras de la Región de Ñuble que contribuyen desde distintas disciplinas a la Región.

Sobre esta distinción la Dra. López Belchí manifestó que, “fue una grata sorpresa y un bonito reconocimiento. Estas instancias buscan visibilizar a mujeres que trabajan desarrollando trabajos de investigación en diferentes áreas, y nos alienta a continuar en esta línea, contribuyendo al desarrollo de las Región de Ñuble, en mi caso, en investigación en el área agroalimentaria, coordinando además un laboratorio de servicios que ofrece distintos análisis a empresas, y productores del agro, formando capital humano avanzado y apoyando a escolares. Agradezco a la Seremía de Ciencias por visualizar el trabajo que hacemos las mujeres, sobre todo estos últimos años que han sido duros al tener que lidiar con cargas familiares, pandemia y otras circunstancias. Este tipo de reconocimientos son muy beneficiosas para darnos un empuje a las mujeres a continuar con nuestras investigaciones y a perder el miedo, a atrevernos e inspirar a las nuevas generaciones”.

Cabe destacar que para elegir a la representante de la Macrozona Centro Sur, la seremia realizó un trabajo colaborativo con las delegaciones presidenciales regionales de O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío, y las carteras de la Mujer y la Equidad de Género, Medio Ambiente, Salud, Agricultura y  Cultura que permitió definir a las investigadoras destacadas cada región.

Con Distinción Máxima fue calificada Evelyn Toro San Martín, quien recientemente se tituló como Ingeniera Agrónoma de nuestra Facultad.

Evelyn, presentó su investigación denominada, “Cultivo de brócoli (Brassica oleracea var. itálica) establecido en diferentes épocas bajo un sistema protegido en la zona de Chillán”.

El objetivo de su tesis fue valuar productividad y calidad de brócoli (Brassica oleracea var. itálica) establecido en diferentes épocas utilizando acolchado plástico y microtunel.

La comisión examinadora estuvo integrada por los académicos/as: Paula Vásquez (presidenta de Comisión), Susana Fischer (profesora guía), María Dolores López (profesor examinador) y Ricardo Muñoz (profesor Examinador).

El profesor guía de Evelyn, la Dra. Susana Fischer, destacó que “muchos de los cultivos hortícolas que se producen en la zona central, se están desplazando hacia la región de Ñuble y más al sur. Lo anterior debido a que con el alza de temperaturas se observa una oportunidad de desarrollar cultivos como el brócoli, en épocas primaverales. Sin embargo, persiste el riesgo de que el cultivo, en sus primeros estados de desarrollo, esté expuesto al frío. Para minimizar este riesgo, se propone el uso de sistemas de protección como lo son el uso de acolchados y micro túnel”.

Cabe destacar que Evelyn contó con la guía de la Dra. Fischer y con la asesoría de los Dres. Karin Albornoz y Antonio Pinto.

-Proyecto permitirá difundir entre los agricultores el mejoramiento del recurso suelo al incrementar la calidad y sus funciones ecosistémicas.

El desafío del cambio climático obliga a la reconversión de los sistemas agrícolas hacia la adaptación a las nuevas condiciones ambientales como el incremento de la temperatura global y menor disponibilidad de agua. Esto sumado a la necesidad de intensificar los sistemas de producción de alimentos bajo estas nuevas condiciones, tiene el riesgo inminente de la pérdida de calidad y productividad de los suelos debido al avance de la degradación reflejado en pérdidas de carbono orgánico, lo cual trae consecuencias productivas, sociales y de pérdida de biodiversidad.

Bajo este contexto es que un equipo de profesionales de Agronomía UdeC, se encuentra abocado al proyecto FIC “Agricultura sostenible: del residuo a la enmienda”, iniciativa financiada a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Ñuble y ejecutado por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción.

Se trata de un proyecto que pretende promover la economía circular a través de la generación local de enmendadores de suelos para la agricultura sostenible de la Región de Ñuble ante el desafío de la adaptación al cambio climático.

“Buscamos encontrar una forma de generar biocarbón o biochar, para pequeños productores de una manera que sea económico y factible de realizar con los medios que tienen los productores y utilizando los residuos leñosos o lignocelulósicos que ellos tienen para así evitar la quema. Normalmente los agricultores generan quemas agrícolas donde eliminan todos los desechos leñosos de su campo y esa es una práctica que debería erradicarse de aquí al 2030, según estimaciones del Ministerio de Agricultura, entonces muchos productores no tienen más opción que seguir una práctica que no es la adecuada, pero es la más fácil de realizar, y con esta iniciativa queremos brindarles una alternativa”, explicó la académica y quien lidera el proyecto, Dra. Cristina Muñoz, del Departamento de Suelos y Recursos Naturales de Agronomía UdeC.

MÉRITO INNOVADOR DE LA INICIATIVA

Considerando que según CIREN del año 2010 en Ñuble y Bio Bío existen 1,8 millones de hectáreas de suelos con algún grado de erosión, lo que conlleva a menor producción y que en cerca de 37.000 hectáreas en esas regiones se realizan quemas agrícolas anualmente; ésta iniciativa genera un modelo de economía circular basado en la reutilización de los residuos agrícolas a nivel predial utilizando tecnología de bajo costo de implementación, sin perjuicio del medio ambiente y adaptando los sistemas agrícolas de la Región de Ñuble al cambio climático.

“Nos enfocamos en producir un material estable, que se llama biocarbón el cual nosotros ya lo hemos trabajado por varios años, determinando relevantes propiedades en el mejoramiento de los suelos como, por ejemplo, ayuda a retener nutrientes, aumenta el pH de los suelos ácidos, disminuye la infiltración o la lixiviación de algunos fertilizantes. Hemos generado bastante información científica, que permite avalar el uso del bicarbón en determinadas condiciones y eso es lo que queremos promover ahora”, indicó la Dra. Muñoz sobre este proyecto de transferencia tecnológica, agregando que “queremos encontrar la unión entre la producción sustentable, el reciclaje de los residuos, el bajo costo de producción y el mejoramiento de los suelos”.

El proyecto tiene tres años de duración, cursando actualmente el año y medio, y pretende transferir esta tecnología a los productores. “Por el momento tenemos como beneficiarios del proyecto a productores de las zonas de Quirihue, Portezuelo y Coihueco, siendo posible incorporar a productores del área vitivinícola y de producción de frutales en general, ya que generan gran volumen de residuos leñosos anualmente, los cuales se pueden convertir en biocarbón”, puntualizó la experta.

En el marco del proyecto VRIM No. 2379 (Proyectos de vinculación con el medio, UDEC), Agronomía UdeC junto con el Liceo Técnico Puente Ñuble celebraron el cierre del “Ciclo de Capacitaciones en Producción Agroecológica” y la titulación de los participantes del ciclo.

Según lo explicado por el académico del Departamento de Producción Vegetal, Dr. Nelson Zapata San Martín, la producción agroecológica cada día recibe más atención debido a la exigencia y conciencia de la sociedad sobre la necesidad de producir alimentos más sanos y cuidando el medioambiente.

“El conocimiento adquirido a través de las diferentes investigaciones y estudios en la academia sobre este tema, para que cobre utilidad, debe ser transferido apropiadamente hacia los productores y entidades relacionadas con este quehacer. Sin embargo, para su valorización integral también es necesario   difundirlo hacia la sociedad, es por ello que el ciclo de capacitaciones tuvo por objetivo difundir el conocimiento y experiencia de la universidad sobre producción agroecológica hacia la comunidad en general y promover la interacción entre los diferentes entes participantes”.

El Dr. Zapata agregó que además del aspecto formativo básico también fomentar la práctica y difusión de estos sistemas productivos va en beneficio de toda la sociedad. “De igual forma, obtener retroalimentación para mejorar nuestro quehacer en docencia e investigación en esta área del conocimiento”.

El ciclo consideró un programa de capacitación gratuita interactiva en diez temáticas esenciales de sistemas de producción agroecológica en lenguaje para estudiantes, profesionales y técnicos de área afines con la agricultura, así como también público general interesado en la producción agroecológica.

Los eventos de esta capacitación se realizaron en el Salón auditórium Liceo Puente Ñuble, en San Carlos, Ñuble.

“Durante las sesiones se trabajó con metodologías que implicaron la participación de los asistentes mediante la discusión de los diferentes temas previa exposición de los temas”, precisó el Dr. Nelson Zapata, investigador principal del proyecto VRIM2379, quien contó con la colaboración de docentes e investigadores de la UdeC, INIA y el establecimiento educacional que cuenta con distintas especialidades en la producción agroecológica.

Tras el concurso público que realizara la Gobernación de Ñuble para nombrar a los miembros ad-honorem para la conformación del Comité de Ciencia, Tecnología e Innovación para el desarrollo de la Región de Ñuble, resultó electo el académico del Departamento de Producción Vegetal de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, Dr. Ernesto Moya Elizondo.

De esta forma el académico podrá asesorar al Gobierno Regional en la identificación y formulación de las políticas y acciones que fortalezcan la ciencia, la tecnología y la innovación en aquellas áreas relacionadas con la investigación científica, capital humano y transferencia y difusión de tecnologías, entre otros aspectos.

El Comité que estará constituido por integrantes del mundo público y privado, será presidido por el Gobernador Regional, Oscar Crisóstomo y en su representación el Secretario Técnico del Comité Regional de Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo de Ñuble, Claudio Martínez, destacó la importancia de la conformación de este Comité. “Es bien importante porque después de un proceso bastante largo, se cumple con un mandato de la ley que es constituir estos comités a efecto que sean los que vieran en la región los procesos de ciencia, tecnología e innovación y la primera herramienta de base que tomamos hoy es la estrategia regional que la hizo el Banco Mundial y ahí hay datos bien interesantes, por ejemplo la constatación que aquellas empresas que en Ñuble han aportado o han hecho innovación han mejorado su empleabilidad y ventas, por lo que claramente es una línea en la cual debemos avanzar para el mejoramiento cualitativo de lo que es la gestión de la región”.

Por su parte el Dr. Moya puso énfasis en lo que para él significa este nombramiento. “Siento que es un reconocimiento al trabajo académico-científico que he realizado en la Facultad de Agronomía de la UdeC el que se me haya dado este honor de ser parte de este comité, por la responsabilidad que significa, y por otra parte, también es un reconocimiento al trabajo de investigación aplicada que hemos realizado con empresas de la región e incluso de fuera de la región, así como ha sido el desafío que nos planteamos cuando creamos la primera empresa de base tecnológica universitaria que es Bioprotegens Innovation en la región de Ñuble. Entonces creo que el nombramiento recoge lo que he aprendido en estos años que he estado trabajando en Ñuble y espero que esas capacidades puedan quedar al servicio de desarrollar esta estrategia regional de ciencia, tecnología e innovación para poder superar los desafíos del presente y del futuro que la región tiene”.

Finalmente, la Seremi de la Macrozona Centro Sur de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Dra. Sofía Valenzuela manifestó que, “este comité a nivel de cada una de las regiones tiene como rol asesorar al Gobierno Regional en cuales van a ser los lineamientos y las estrategias a implementar en el ámbito de las ciencia, la tecnología y la innovación y en el caso de Ñuble, si bien ha sido uno de los comités que se ha constituido más tardíamente tiene la ventaja de contar con una estrategia que la desarrolló el Banco Mundial hace un par de años y que se condice con la estrategia regional de desarrollo, por ello ahora como comité tendremos que ir buscando cómo dar la bajada a estos lineamientos y como podemos entonces, a su vez, fomentar más la investigación y desarrollo en la región de Ñuble”.

Por Francisca Olave Campos

CON TECNOLOGÍA EMERGENTE

El convenio es de $370 millones de pesos, financiado en su totalidad por el organismo público encargado de la administración regional, por un periodo de ejecución de 30 meses por parte de las Facultades de Agronomía e Ingeniería Agrícola de la Casa de Estudios Superiores.

A través de la utilización de la tecnología de tipo emergente como el ultrasonido de potencia, que permite favorecer la calidad del producto, de sus componentes y la inocuidad del mismo, es que se busca evaluar la aplicación de éste a escala piloto en la extracción de bioactivos en berries de importancia regional.

Con este objetivo se realizó el lanzamiento del Programa “Transferencia de Escalamiento nivel piloto para la extracción de bioactivos en berries mediante ultrasonido”, en el Auditorio José Suárez Fanjul del Campus Chillán de la Universidad de Concepción, ante la asistencia de más de 100 personas: autoridades universitarias y regionales, empresarios, profesionales, docentes, investigadores y estudiantes de diferentes carreras de la UdeC.

El proyecto que es financiado a través del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de Ñuble y ejecutado por las Facultades de Agronomía e Ingeniería Agrícola de la UdeC, inició sus operaciones en enero de este año, conformado por un equipo interdisciplinario de investigadores de la UdeC, encabezados por el Director y Subdirector del Programa, Dr. Jorge Campos Parra y el Master of Science, Pedro Melín Marín, respectivamente, quienes dedican sus esfuerzos a la aplicación de la tecnología de ultrasonido, apuntando al desarrollo agroindustrial de la zona.

Uno de sus primeros hitos es la firma del documento que oficializa la vinculación con el Gobierno Regional de Ñuble y la Empresa Ecoberry SA, lugar donde se implementará una línea piloto de procesos para la elaboración de pulpa de berries con la incorporación de ultrasonido de potencia, cuyo propósito es mejorar la extracción y disponibilidad de componentes bioactivos en su elaboración, dándoles un valor agregado.

Durante la jornada del lanzamiento, el Director General del Campus Chillán de la Universidad de Concepción, Dr. Pedro Rojas García, recalcó que este tipo de actividades demuestra la vinculación que tiene la Universidad con el Gobierno Regional de Ñuble y el sector privado.

“Estas iniciativas permiten valorar los territorios donde se inserta la institución, que tiene un alcance nacional a través de sus proyectos, permitiendo así desarrollar aspectos sociales

y económicos, con el objetivo de mejorar el bienestar de las personas que habitan nuestra Región. La Universidad se caracteriza por realizar iniciativas que sean disruptivas, incorporando el factor fundamental de la innovación”, enfatizó la máxima autoridad del Campus Chillán de la UdeC.

Además, el Director General, destacó el trabajo en conjunto desarrollado por las Facultades de Agronomía e Ingeniería Agrícola, en el marco de este Programa.

“La labor de ambas Facultades apunta a un trabajo interdisciplinario que tenemos como institución. Es valorable porque dentro de las áreas de la línea agropecuaria tenemos capacidades académicas en nuestro Campus que pueden desarrollar este tipo de iniciativas y otras similares, que respondan a las problemáticas que tenemos como Región”, recalcó el Dr. Rojas.

En esa línea, el Jefe de la División de Infraestructura y Transporte del Gore, Cristián Quiroz Reyes, en representación del Gobernador Regional, Óscar Crisóstomo Llanos, manifestó que “se logra una articulación virtuosa entre el mundo privado, la academia a través de la Universidad de Concepción y el Gobierno Regional, otorgando mayor pertinencia y sustento científico a la toma de decisiones de empresas privadas que les permitirá una mejor producción de berries, asegurando una mejor trazabilidad, inocuidad y seguridad de estos productos, que son tan relevantes para una zona con vocación agroindustrial como es la Región de Ñuble”.

En tanto, el Coordinador de la Unidad Regional Subdere Ñuble, Eric Bühring Chandía, destacó la alianza que se genera entre el Gobierno Regional, la UdeC y las dos empresas de berries involucradas en este Programa.

“Tenemos muchos desafíos a futuro por realizar este tipo de proyectos, no sólo con los berries, sino también con otras áreas productivas que están dentro del panorama del Gobierno Regional, como, por ejemplo, el desarrollo en el rubro vitivinícola y en el turismo. También el desarrollo de nuestra Costa, Precordillera y Cordillera. Tenemos que seguir trabajando para generar estos espacios de encuentro entre estos actores”, dijo Bühring.

Alcances del proyecto

En el lanzamiento del Programa, los investigadores expusieron al público asistente los objetivos, alcances de la tecnología del ultrasonido y la aplicación de este en productos agroindustriales.

“Para lograr un desarrollo agroindustrial en Ñuble, queremos potenciar y darle un valor agregado a los berries que acá se producen. Elegimos trabajar con seis tipos de berries distintos; tres que están caracterizados: frutilla, arándano y frambuesa. Los otros tres son nativos: el maqui, la murtilla y el calafate. Éstos hay que trabajarlos y con la empresa Biociclo de la comuna de Coihueco, estamos caracterizando el maqui para asegurarnos de tener materia prima suficiente para procesarlo. De esta forma, escalamos la tecnología del ultrasonido de potencia para extraer los componentes bioactivos de los berries”, explicó el Director del Programa y académico de la Facultad de Agronomía, Dr. Jorge Campos Parra.

En primera instancia, los investigadores trabajan con la pulpa de los berries. El escalamiento se realiza desde la Universidad de Concepción, a través de la empresa Ecoberry, lugar donde se instalará el equipamiento de ultrasonido para trabajar a nivel piloto e industrial.

Por su parte, el Director Técnico del Programa y académico de la Facultad de Ingeniería Agrícola, Pedro Santiago Melín Marín, detalló que “tenemos que medir los aspectos físicos de los berries y sus respectivas pulpas, tanto en el laboratorio como en la planta piloto, ver el impacto que se genera en la extracción de bioactivos en la pulpa, cuyo resultado será la base para elaborar nuevos productos. También se debe analizar de qué manera afecta a la carga microbiana inicial para cumplir con la normativa del etiquetado nutricional con su respectiva inocuidad y averiguar si es del gusto del consumidor”, precisó.

Impacto regional

La Jefa de la Unidad de Innovación y Gestión de Proyectos (UIGP) de la UdeC Campus Chillán, Dra. Valeria Velasco Pizarro, enfatizó que “como Unidad destacamos esta iniciativa por la importancia que tiene el rubro de los berries en la región de Ñuble, tales como los arándanos, frutillas, frambuesas y los nativos como el maqui. Generalmente, las industrias tienen limitaciones para incorporar tecnologías emergentes en sus procesos, ya sea por escasez de recursos, por limitantes técnicas o por desconocimiento de los beneficios de tales aplicaciones. Sin embargo, a través de esta tecnología emergente: el ultrasonido, permitirá aumentar la biodisponibilidad y concentración de los compuestos de los berries en productos elaborados, por ende, también su calidad. Además, permitirá escalar esta tecnología desde el laboratorio a un nivel piloto en la agroindustria local”, complementó.

Previo al cierre del lanzamiento del Programa, las empresas Biociclo y Food Berry junto a Ecoberry, expusieron a través de sus gerentes, los aportes que realizan a la ejecución de este proyecto.

El Gerente General de las Empresas Biociclo y Food Berry, Alexis Campos Cáceres, manifestó que “sin duda que es fundamental buscar nuevos desarrollos para los berries de Ñuble; que tengan mejores precios con oportunidades para los productores y recolectores de estas frutas”, dijo Campos.

Por su parte, el Gerente General de Ecoberry, Jorge Ducrós Cañas, argumentó que “nosotros aportamos berries procesados para realizarse los respectivos experimentos. También nuestra infraestructura; maquinaria y personal técnico, quienes realizan producciones de tipo comercial, a las que queremos darle un valor agregado”, finalizó.

En el Salón Auditorio de la Facultad de Agronomía-UdeC, sede Concepción, se realizó la charla sobre el Programa Tesis País como alternativa para realización de estudios en Desarrollo Rural, presentada vía streaming por el coordinador nacional del Programa de Tesis País de Fundación para la Superación de la Pobreza (FUSUPO), Diego Weinstein y de Nelson Alarcón, director FUSUPO Ñuble. En la gestión del evento también participó el director FUSUPO Biobío, Cristian Riquelme.

El profesor Ricardo Muñoz organizador del evento destacó que “este marco de extensión cultural universitaria, sin duda, además de proporcionar información relevante, cultivaría motivación en los asistentes, en atención a la naturaleza de los temas indicados que guardaban estrecha relación con el desarrollo del sector rural y también agrícola, no solamente en las regiones en donde estamos emplazados como UdeC, sino también a nivel país”.

Agregó el profesor Muñoz, que estas actividades realizadas con el medio externo, contribuyen al fomento de la colaboración entre la universidad y otras organizaciones, como ha sido el caso con FUSUPO, “lo que puede generar instancias que beneficien a ambas partes, en este sentido, además de permitir a los asistentes, estudiantes de Agronomía de quinto año e invitados especiales, informarse de las oportunidades que hay para postular sus temas de memorias a algún nivel de financiamiento; también, con el contexto, se facilita la difusión de un sentido de compromiso cívico de quienes participan, ya que les brinda la oportunidad de informarse e involucrarse con lo que sucede en nuestro medio y en su resultante para promover desarrollo”, precisó el académico quien sostuvo que este tipo de actividades, también impacta en forma positiva en la vida estudiantil universitaria y en la formación de ciudadanos comprometidos con su entorno, cuando lo hacen desde una participación activa.

Producto de la emergencia por la influenza aviar que existe a nivel país y la reciente declaración, a fines de abril, de Estado de Emergencia Agrícola en la provincia de Concepción por gripe aviar en tres planteles, productores de las regiones de Ñuble y Biobío junto a académicos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, así como asesores y empresas asociadas al rubro avícola, se reunieron para compartir experiencias, conocer la realidad que están viviendo los productores de aves de la Región del Biobío, abordar los temas sobre bioseguridad, coordinar acciones y aunar fuerzas para hacer visible la necesidad de contar con programas de vacunación para prevenir la influenza aviar.

Así lo explicó Eduardo Mora, productor avícola y coordinador de la reunión generada ayer en el auditorio de Agronomía UdeC. “Nosotros nos hemos visto bastante afectados ya que con esta enfermedad lo que queda es el método de eliminación total del plantel en caso de que salga positivo y actualmente se han perdido sobre 700 mil aves de postura correspondiente al 5% de la producción de huevos del país, y nos vamos a seguir extinguiendo si es que no tenemos una pronta solución, que para nosotros pasa por poder ingresar la vacuna a Chile y así proteger a nuestras aves”.

Por su parte, la Directora del Departamento de Producción Animal, de la Facultad de Agronomía, Dra. Pamela Williams, destacó el papel que cumple la Universidad en este tipo de actividades. “Nuestro rol como entes articuladores del trabajo en colaboración de la empresa, los productores, la academia y también los organismos estatales es relevante para el desarrollo de la región y para la formación de nuestros profesionales. Entonces esta actividad ha sido una instancia de conversación y discusión ante la contingencia de la influenza aviar que permitirá generar lineamientos y servir como centro articulador para coordinar estrategias entre el Estado, la academia y los productores”.

Es en este encuentro realizado ayer en el Campus Chillán, que los productores definieron como primera gran medida conformar una asociación gremial de productores de huevo de las regiones de Ñuble, Biobío y La Araucanía, iniciativa que fue alentada por el Diputado Cristóbal Martínez, quien asistió al encuentro y se comprometió a apoyar las gestiones necesarias para erradicar la gripe aviar.

Skip to content