Nuevo graduado del Magíster en Ciencias Agronómicas

José Emilio Cuevas Becerra, es quien recientemente obtuvo el grado académico de Magíster en Ciencias Agronómicas que dicta la Facultad de Agronomía de nuestra Universidad.

El profesional, presentó su investigación, denominada, “Cambios en las propiedades físicas y químicas de un suelo después de tres temporadas de aplicaciones de efluente proveniente de la producción de celulosa”, trabajo que desarrolló con la guía del académico, PhD. Erick Zagal.

El objetivo de este estudio fue determinar el impacto en las propiedades físicas y químicas de un suelo forestal después de tres años de aplicación, vía riego tecnificado, de efluentes tratados industriales provenientes de la fabricación de papel.

En esta ocasión, la comisión evaluadora estuvo integrada por los académicos; Dr. Erick Zagal (UdeC), Dr. Oscar Seguel (U. de Chile), Dr. Leandro Paulino (UdeC), y el Dr. Marco Sandoval (UdeC).

Sobre la investigación presentada por José Cuevas, el Dr. Zagal manifestó que, “a escala nacional y dadas las condiciones actuales de cambio climático, Chile se encuentra en un camino que podría resultar en una escasez de agua significativa, especialmente en las zonas centrales del país, donde se encuentra alrededor del 75% de la población total. Aunque no está totalmente claro qué efecto tiene el cambio climático en la variabilidad interanual del clima, se estima que alrededor del 25% de la sequía y el déficit de precipitación relacionado es causado por el cambio climático. Una de las soluciones posibles a la escasez de agua en procesos productivos, ha sido la búsqueda de nuevas tecnologías. En tal escenario, se plantea la reutilización de aguas residuales, las cuales pueden ser de distintas procedencias: urbanas, o industriales. En términos generales, los efluentes de la industria celulósica contienen tanto elementos benéficos (por ejemplo, nutrientes), como polutantes tóxicos, lo cual proporciona tanto, oportunidades, como problemas para la producción forestal o agrícola, que deben ser considerados (ej. presencia de metales pesados, altos contenidos de sodio, Na)”, explicó el Dr. Zagal, quien agregó que, “efectivamente la tesis de José demuestra que los aumentos en los contenidos de Na en el suelo, asociado a mayores valores de la relación de absorción de sodio (RAS) y Conductividad eléctrica (CE) al final de la tercera temporada de riego, indican que su aplicación (efluentes) podría estar limitada en el tiempo y que es necesario desarrollar el criterio de aplicación en función de tres factores: i) los elementos contenidos en los efluentes utilizados; ii) las características del suelo, en términos de su capacidad buffer frente a estos elementos; y iii) el período de lluvias invernal, puesto que la precipitación permite desplazar ciertos elementos y evitar que su efecto sea permanente. La aplicación de efluentes tratados en suelos de uso forestal es interesante porque los árboles no son un componente de la cadena alimentaria y demandan más agua en comparación a otros cultivos; y por lo tanto grandes volúmenes pueden ser aplicados en áreas reducidas, ofreciendo una oportunidad de revalorización de estos efluentes generados del proceso industrial de obtención de celulosa”.